Embarazo

¿Qué es el Sangrado de Implantación?

La ausencia de menstruación es el síntoma más evidente de la mujer para saber que está embarazada, pero un tercio de las mujeres son capaces de experimentar un sangrado leve o manchado en los días que espera la llegada de la regla o menstruación, incluso días antes. Este hecho puede ser relacionado a lo que se conoce como sangrado de implantación.

Y es que, la mujer tiende a confundir este proceso con la menstruación o regla. Sin embargo, se diferencia por el color y la cantidad del sangrado. Este sangrado puede transcurrir en el período de 6 a 10 días después de realizada la fecundación y coincide con le fecha de la menstruación.

Cuando el embrión se une a la pared del útero se rompen pequeñas venas o arterias y provoca el sangrado con suma facilidad. Si tienes dudas sobre cómo ocurre este proceso, te invitamos a que revises el siguiente material.

Proceso de óvulo a embrión

Proceso de óvulo a embrión

Comenzamos hablando sobre el proceso de óvulo a embriso. Este resulta un proceso natural y no produce ningún tipo de dolor. Tras ser fecundado el óvulo, el embrión empieza a realizar una fusión con el endometrio, es decir, con la capa interna del útero.

Cabe señalar que, dicho embrión primero se implanta y luego de esto, es que empieza su natural desarrollo en el cuerpo de la madre.

Implantación por inseminación artificial, natural o in vitro

En el caso de la implantación artificial o natural, ocurre de manera natural, no varía su proceso. Sin embargo, tratándose de una fecundación in vitro, se monitorean mediante una Incubadora su desarrollo. Es un proceso más sencillo para los biólogos al seleccionar el mejor embrión para realizar la transferencia.

Cual fuera el método de fecundación, la implantación sería siempre la misma en la capa interna del útero. Lo que se traduce en que, la mujer expulsa la capa interna del útero durante la menstruación, ésta llega siempre y cuando no se haya producido un embarazo.

¿Cómo se sabe el día de implantación?

Es complejo identificar un día exacto, ya que cada embrión lleva su propio ritmo, pero pasado los 8 días sin implantar nos daría una alerta de no hacerlo.

Básicamente el embrión se divide por células hasta llegar al cuarto día de vida, en esta fecha se unen todas la células madres y llegando al quinto día se convierte en un blastocito, comienza a tener la forma de lo que será el futuro embrión, teniendo a su alrededor cientos de células.

En el quinto día, el embrión rompe su propia membrana. Allí procede a implantarse en la capa interna del útero, es decir, en el endometrio. Es por ello que, el Cálculo se basa entre el sexto y séptimo día.

No podemos olvidar que, el proceso de implantación es la parte indispensable de cualquier embarazo. Es allí donde el embrión recibe de manera primaria los nutrientes y oxígeno que surgen de la madre mediante la sangre.

Transcurrido 14 días el embrión inicia su estado de crecimiento y desarrollo siendo un nuevo individuo, la felicidad de una madre al llevar en su vientre una nueva criatura.

¿Cómo saber que se trata de un sangrado de implantación?

Para aclarar cada una de las dudas, te desvelamos los puntos que te harán saber que es un sangrado de implantación:

  1. El sangrado es leve y puede durar unos días no mayor a 5 o incluso de unas pocas horas. Mientras la menstruación dura de 3 a 7 días, con una intensidad de moderada a intensa de acuerdo a como te llega con normalidad.
  • El color de sangrado de implantación suele ser rojo oscuro, marrón o rosado. Mientras el sangrado de regla o menstruación tiene un color rojo intenso.
  • El flujo que posee la menstruación normal aumenta a medida que pasan las horas, mientras que el sangrado por implantación lo podrías ver solo una vez.
  • El sangrado de implantación puede venir acompañado de calambres leves en la parte baja de abdomen, y luego de unos días podrás sentir los síntomas que trae consigo el embarazo.

Lo indispensable, es ir evaluando las características que hemos señalado. Seguro que tendrás los conocimientos necesarios para identificar que estás entrando en un proceso de embarazo.

¿Cómo confirmar el embarazo tras el sangrado de implantación?

¿Cómo confirmar el embarazo tras el sangrado de implantación?

Para este caso, te contamos que la más rápida la conseguimos en los test o prueba rápida de embarazo. Aunque puede resultar poco confiable por lo pronto; es la más sencilla para salir de dudas.

Lo importante sería tener en cuenta que, para proceder a realizar una prueba de embarazo, debes tener al menos 1 día de retraso en la menstruación. De esta manera, se pueda detectar la hormona gonadotropina coriónica humana.

Tomando algunas de las vías que señalamos, si todavía te sientes insegura y existe algún tipo de dolor, sangrado abundante o cualquier cambio brusco que veas comprometida tu salud, ir a una consulta médica sería la solución inmediata.

Suele confundirse con la menstruación

Tampoco debes alarmarte, pues es casi normal confundir un sangrado de implantación con el proceso menstrual. Lo importante es dejar claro de que el proceso de embarazo y la menstruación son totalmente incompatibles.

Esto quiere decir que; si tú estás embarazada no podrás tener la menstruación y si tienes la menstruación no estás embarazada.

En este orden de ideas, cualquier manchado se trataría de un sangrado vaginal y no la menstruación misma. Si bien hay estudios que aplican que 1 de 4 mujeres sangran durante la gestación, no siempre se tratan de malas situaciones.

Evidentemente, existen varios motivos y solo la autoevaluación y consulta posterior con tu médico permitirá que consigas de manera rápida la causa y con ellos la tranquilidad de este infortunio.

Esta autoevaluación permite identificar características esenciales que conocerás a medida que pase el sangrado, color, textura, cantidad, intensidad, dolor o ausencia del mismo y así sucesivamente.

Recomendaciones importantes

El estar en embaraza te lleva a experimentar diversas sensaciones. De hecho, las emociones se encontrarán a flor de piel. Además, con una alimentación balanceada, ejercicios sencillos, cuidado personal y un buen ambiente, te orientará efectivamente a un espacio sano e idóneo para el desarrollo del bebé.

Te recomendamos que en tu dieta incluyas pan integral, cereales, patatas, frutas, hortalizas, carnes, pescados, huevos, nueces, legumbres, leche y productos lácteos frescos. Estos son alimentos ricos y sanos para que forjar un desarrollo óptimo de tu niño que está en la barriga y para tu propio bienestar. Recuerda, son pequeños detalles los que marcan grandes diferencias.

Deja tu respuesta