Embarazo

¿Porque se te pone la barriga dura cuando estas embarazada?

Para las mujeres, dar a luz es uno de los momentos más idílicos que pueden vivir. Sin embargo, todo el proceso de embarazo amerita de un gran esfuerzo y adaptación para sobrepasar los múltiples cambios que su cuerpo va sufriendo como la barriga dura.

No solo desde el punto de vista emocional, sino también con la barriga, donde justamente viene el bebé a bordo y suelen experimentar cambios que pueden traer dudas al respecto del por qué suceden.

Que se te ponga la barriga dura cada trimestre es una realidad. De hecho, sucede muy a menudo en las gestantes. Sin embargo, las mujeres que por primera vez están en cinta, podrían estar sumergidas en confusiones por el endurecimiento de la barriga y no saben el motivo.

Pues, te vamos a contar todos los detalles asociados a este evento y qué indican los médicos sobre esta situación tan frecuente en las féminas que llevan un bebé en su vientre.

¿Qué implica la barriga dura en las mujeres embarazadas?

¿Qué implica la barriga dura en las mujeres embarazadas?

La barriga dura en las mujeres embarazadas sucede con regularidad. De hecho, la gran mayoría de las damas suelen pasar por esta eventualidad en la cual su barriga se le torna un poco tensa.

Cabe destacar que, no necesariamente el embarazo tiene que estar avanzado, ya que los médicos aseguran que, en las primeras semanas de embarazo, una mujer perfectamente pudiera verse inmersa en este escenario.

Si bien es algo habitual, se convierte a priori en un problema, porque esta tensión trae consigo dolor y llega a ser bastante incómoda. Esto le afecta sustancialmente a la gestante para desempeñar sus actividades diarias e incide en su estado emocional por este motivo.

No podemos dejar a un lado que también se hacen notar las contracciones. Son frecuentes durante un embarazo, pero la realidad es que tiene sus contras.

Así se pone la barriga durante el primer trimestre

El primer trimestre es una etapa muy desafiante. Aunque todo el embarazo tiende a ser complejo por los innumerables cambios hormonales. Cuando una mujer se entera que está embarazada, se le viene el proceso de adaptación en los primeros meses. Vale indicar que, en esta etapa es donde comienzan a aparecer las tensiones en la parte del vientre.

De la misma manera, puede existir la posibilidad de sentir una especie de bulto por la zona del abdomen. Ante las dudas sobre este escollo, los médicos han informado que ocurre por el hecho de que el útero de la mujer empieza un proceso de estiramiento, con el fin de poder albergar al bebé que se está formando.

Debido a ello, es que sientes las contracciones que suelen ser pequeñas. Lo que sí es pertinente, es que evalúes qué tanto dolor tienes. Lo normal es que nunca vengan asociadas a un dolor intenso, estaríamos haciendo referencia a un posible embarazo ectópico o lo que es lo mismo la pérdida de sangre que debe ser un motivo directo de preocupación para la gestante.

La llegada del segundo trimestre del embarazo

Aquí estamos en presencia de una etapa de embarazo avanzado. Y es que, el útero es el músculo que principalmente crece en medio de este proceso que implica traer un niño al mundo. De hecho, los expertos alegan que el mismo tiende a multiplicar por mucho su tamaño.

En tal sentido, cuando llega el momento del parto es que dará por fin la expulsión del bebé para que este pueda salir del cuerpo de la madre. Es importante indicar que, el proceso de parto generalmente necesita de las prácticas de contracciones falsas.

Esta técnica permite la preparación del útero para que se dé un parto exitoso. Pero, no debe ser confundido con las contracciones de parto. Por su parte, una de las consideraciones que debes tener en mente, es que, al momento en que tu embarazo ya se ubica en la segunda mitad, las contracciones van a ser más fuertes de lo que en un primer momento sentías.

Todo esto, es por el avance de la gestación. En ciertas situaciones, las mujeres pueden superar su embarazo sin dolor. No obstante, hay casos donde las féminas manifiestan profundos dolores y molestias que las lleva directamente a consulta médica.

¿Por qué vienen los dolores?

¿Por qué vienen los dolores?

La barriga se pone dura o tensa, además, tenemos que añadir que el bebé ya está casi formado. En tal sentido, las molestias que puedes empezar a tener, pueden venir relacionadas a que tu bebé está teniendo movimientos en la barriga. Por ello, es que sientes dolor o incomodad en esta zona.

Asimismo, cuando la barriga toma algunas formas curiosas, es por ese mismo desplazamiento y ubicación que va tomando tu bebé para estar más cómodo. Por tal razón, es que no todas las barrigas de las embarazadas son iguales, por la posición que ha tomado el pequeño.

Otras de las determinaciones vienen atadas a que con el endurecimiento de la barriga, también puedes sentir molestias en la ingle o en la parte de tu entrepierna. El mismo ligamento puede verse comprometido.

Según los profesionales, las damas suelen evidenciar la barriga dura más en las horas de la noche o cuando están acostadas. Es una sensación del cuerpo que implica que tienes un bebé creciendo y es común que se prense en ciertos momentos.

El punto máximo de intensidad

Durante el tercer trimestre del embarazo, las contracciones serán aún más intensas y tu barriga estará más tensa que nunca. Tanto los dolores como las molestias pueden ser regulares y la intensidad o frecuencia pueden ir variando.

Sucede porque ya es la última etapa de gestación y dentro de poco tendrás que dar a luz a tu bebe. Son contracciones preparto, llegan con sus respectivos malestares, pero implica preparar el cuello uterino previo a la dilatación.

En este punto, es importante que nunca te mantengas en una misma posición, debes descansar y darte baños relajantes para aliviar este cuadro clínico. Es de recordar que, las contracciones de parto son las más fuertes, y es el indicio de que tu bebé ya está por nacer.

Consejos

La evaluación médica a lo largo del embarazo es fundamental. Te permitirá conocer como está tu barriga, la condición del bebé y tu estado de salud como madre.

Si llegas a notar que las contracciones son constantes en el embarazado, debes solicitar ayuda, porque a pesar de que son comunes, no deberían ser recurrentes.

Asimismo, cuando existe pérdida de sangre es otra causal para que de una vez por todas acudas al especialista.

Deja tu respuesta