Ser Padres

Mejores cuentos cortos de navidad para sorprender a tus hijos

Hablar de Navidad es llenarse de alegría. Es para muchos la mejor época del año. Propio momento para regalar, unión familiar y, sobre todo para reencontrarse con el niño interior.

Los cuentos navideños imparten una magia que va desde la primera a la última página, en este caso de la primera a la última letra. La ilusión se hace presente y su lectura a los infantes resulta entretenido y refuerza la esperanza que hay en cada uno de ellos.

Pero, no solo los cuentos de Navidad llevan satisfacción y de alguna manera agrado, sino que, además, les permite a tus hijos reflexionar sobre los elementos insertos en cada narrativa que se afianzan en los valores y el conocimiento.

Estos hechos pueden permitirles tanto al niño como a la familia analizar las distintas moralejas o mensaje, que lleva consigo un cuento de Navidad. Este a su vez, le brinda al oyente la oportunidad de identificar cada acción ante cualquier escenario que se le pueda presentar en un momento determinado.

¿Realmente aprenden los hijos de los cuentos?

No hay duda de ello, los cuentos le permiten al individuo recrear mediante las escenas que presenta un cuento y, a su vez, digerir los detalles que el autor quiere mostrar mediante el relato.

Estos normalmente van guiados a la importancia del respeto, el amor, la fidelidad, la sinceridad, el compañerismo, el compartir y muchos aspectos más.

Por más sencillo que parezca un cuento, le puede enseñar a tu hijo una herramienta importante para actuar ante algún inconveniente.

Además, despertar esa imaginación innata que se encuentra en cada ser humano. Por ello, te presentamos los siguientes cuentos cortos que pueden sorprender a tus hijos relacionados a la época de Navidad.

Un cuento de Navidad

Un cuento de Navidad

En el año 1843, Charles Dickens, escribió Un cuento de Navidad. Aunque en realidad su nombre original fue “Christmas carol “cántico de navidad. Trata de un hombre egoísta y tacaño que guiado por la riqueza cambia drásticamente su actuación ante las navidades.

Su único socio fallece y este siendo un personaje mayor y sin amigos, vivía en su propio mundo. Para él, nada le era agradable y la Navidad menos. Siempre con una rutina; estar solo, caminar por el mismo sitio y nada más.

Todo empieza a cambiar cuando tres fantasmas se le aparecen en sueño. ¿Qué pasa luego de esto?, Descubre junto a tu hijo este cuento navideño que te llevará a ver en él, el valor de la amabilidad, la generosidad y el compartir.

Tomte, el gnomo de Navidad

La historia de Tomte se sitúa en los países de Noruega, Finlandia y Suecia. Recoge una manera distinta de Papá Noel, lo clásico se aparta de esta historia, pues el hombre barbudo, anciano y barrigón pasa a ser todo lo contrario.

Un pequeñín, pero pequeñín que se convierte en el oficial repartidor de regalos de noche buena, nos referimos a Tomte.

Tomte, el gnomo de la Navidad se convierte en el personaje que inculca en el relato la importancia de la cooperación y la felicidad. Muestra lo importante de hacer feliz a los otros y alegrarse de hecho por eso.

Mediante esta historia, podrás descubrir una visión distinta del Santa que conoces y te llevará a reconocer lo vulnerable que puedes resultar en medio de cualquier situación.

El Reno Rudolph

Las burlas hacia el aspecto físico de algo o alguien pueden convertirse en una fortaleza para lograr algún fin, tanto propio como colectivo y “El Reno Rudolph” lo enfatiza durante el relato.

Este reno forma parte de los nueve que guía el trineo de Papá Noél según la mitología de navidad, para entregar los regalos a los niños. Pero este es uno de los más populares o conocidos por tener la singular nariz roja y ser el último en unirse a la inmensa labor de Santa Clause.

La historia de Rudolph te invita a aceptar y aceptarte tal cual eres. Y es que, todos tienen un propósito por el cual ha de luchar. No permitir que otros decidan por ti es uno de los aspectos fundamentales de la historia, la cual no debes dejar de leer junto a tus pequeñines.

El hombre de jengibre

El hombre de jengibre

Los cuentos clásicos jamás pasarán o quedarán en el olvido. Su jocosidad y astucia son elementos importantes para que tu niño recree las acciones que tomaría en una situación similar.

La centralidad de este cuento se encuentra en enseñarles que no siempre se gana y muchas veces la traición viene de manos de quien menos esperas. El hombre de jengibre, narra la corredera de varios personajes de tras de la galleta de jengibre que cobra vida.

Allí, todos quieren comerla, pero la velocidad de la galleta hace imposible que lleguen a ella, ¿Cómo termina la historia?, no dejes de compartir éste maravilloso cuento de Navidad.

La Leyenda del árbol de Navidad

El árbol de Navidad es tradicionalmente uno de los elementos que identifica el espíritu navideño en la mayoría de los hogares del mundo. Es casi imposible pensar en Navidad sin esta representación. Esta historia adentrará a tus hijos a entender de manera dinámica que todo lo que vivimos es producto del amor.

Indiscutiblemente, esto es lo que logra movernos. Justamente es el amor quien mueve nuestra cotidianidad y nos permite vivir todos los momentos tantos buenos y malos en plenitud.

Esta leyenda resume a un leñador casado de una joven a quien amaba mucho, siendo este su principal motor decide darle a ella todo lo mejor.

De regreso a casa en Noche Buena, miró hacia arriba un majestuoso árbol, y parecían las estrellas salir de las ramas del mismo. Al presenciar semejante hermosura, decidió dos cosas que le darían sentido al árbol de Navidad. Junto a tus hijos descubre ahora, que fue lo que decidió el leñador.

En definitiva, te enumeramos una recopilación de las historias que podrán dejar un claro mensaje a tus hijos. Te aseguramos que quedarán grátamente sorprendidos de cómo a través de un cuento divertido pueden obtener valores significativos para el desarrollo de su vida diaria.

Deja tu respuesta