Embarazo

Días de fertilidad para quedar embarazada

Muchas familias, bien sea que ya tengan hijos o deseen expandir el número de sus integrantes, aplican diversas modalidades, siendo una de ellas la planificación familiar desde el momento de la concepción basado en los días fertilidad.

Es por ello que, toman en cuenta variables tan importantes como cuales son los días ideales o de mayor fertilidad que garantice, al menos en el mayor grado posible; que la mujer quede embarazada.

En base a lo anterior, procederemos a indicar aspectos de interés, relacionados al proceso de quedar embarazada, tales como: días de fertilidad y el ciclo de menstruación, la fertilidad femenina y su relación con la temperatura basal.

De igual manera, otros factores como el flujo vaginal y el periodo de fertilidad, entre otros ítems de relevancia.

El periodo de fertilidad y el ciclo de menstruación

El periodo de fertilidad y el ciclo de menstruación

Como parte del ciclo biológico de la mujer, es primordial considerar el lapso menstrual, ya que en base a este se determinan los días de fertilidad o de ovulación que posee el cuerpo femenino.

No obstante, esto no siempre es fácil de ser determinados, ya que en muchas ocasiones, existen mujeres cuyo ciclo no se cumple con el mismo rigor o exactitud que en otros casos de mayor frecuencia.

Sin embargo, procederemos a indicarle aquellos días de fertilidad donde se presente el mayor grado de probabilidad en que una mujer pueda quedar embarazada.

Para tales efectos, y en términos “normales”, la menstruación tiene un lapso aproximado de 28 a 30 días entre cada ciclo, siendo que los días centrales, posee la mayor probabilidad de embarazo para las mujeres.

Dicho de otra manera, de 14 a 15 días luego del primer día de menstruación, es el momento propicio para la concepción.

En ese sentido, conviene conocer cuáles son las etapas del ciclo de menstruación, a saber:

  • Etapa folicular: se trata de la primera etapa, y se inicia con el primer día de la menstruación y culmina en el momento de la ovulación, cuando se produce la liberación del óvulo.

En esta fase, la cavidad del útero presenta ciertos cambios, en su mucosa endometrial, para disponerse para una probable implantación de la concepción o del embarazo.

  • Etapa de ovulación: consiste en la emisión del óvulo, luego del proceso de formación de un folículo ovárico. A este respecto, cabe destacar que el óvalo es la célula producida por el ovario, también conocido como el gameto femenino.

Esta célula, es la encargada de portar el factor o material genético, y tiene la capacidad de ser fecundada por un espermatozoide.

  • Etapa lútea: luego del proceso de ovulación, se inicia la etapa de cuerpo amarillo (también conocida como lútea), que es una glándula que se refleja en el ovario, y permanece hasta la concepción o implantación del embarazo.

También desaparece cuando su repite la menstruación, dando inicio nuevamente al ciclo.

En caso que la mujer no sea fertilizada, cuando se encuentra dispuesto el óvulo, el siguiente periodo el mismo será eliminado de manera natural con la siguiente regla.

En base a lo anterior, se deduce que en los días centrales, se presentan los días de fertilidad, durante el proceso de ovulación de la mujer, siendo que el ovario libera un óvulo ya madurado que recorre un camino en descenso mediante las trompas de Falopio.

En virtud que la ovulación dura un lapso de 2 a 3 días, tiempo en el cual el óvulo espera ser fecundado por el espermatozoide, y por otra parte el esperma, tiene la capacidad de sobrevivir (en el cuerpo de la mujer) un tiempo entre 48 y 72 horas, se puede dar el caso que la fertilización se produzca antes del día 13.

Dicha fertilización, se puede dar antes que haya bajado el huevo ya madurado.

La fertilidad femenina y su relación con la temperatura basal

Este aspecto es de gran importancia, ya que posee estrecha relación con el ciclo menstrual, ya que determinadas temperaturas pueden indicar el inicio del proceso de ovulación.

Esta temperatura es aquella que está presente al momento de levantarnos, y su variación incide directamente en el llamado método térmico para mediar los síntomas de la fertilidad.

Este método nos indica cuando se ha producido la ovulación, y una vez que se ha constatado un patrón repetitivo de varios meses (para mayor confiabilidad), será posible hacer una predicción de la ovulación con mayor exactitud.

A tales efectos, se sugiere hacer un monitoreo constante de la temperatura desde el primer día de menstruación y tomar nota de la misma.

Flujo Vaginal y el proceso de fertilidad

Flujo Vaginal y el proceso de fertilidad

Así como la temperatura nos puede indicar respecto al inicio del proceso de ovulación, también existen otros factores de tipo físicos, para identificar que se está en los días de mayor fertilidad.

Lo anterior es posible, debido a que los cambios en las hormonas, tienen la capacidad de incidir en la textura del flujo vaginal, y podemos precisar los siguientes aspectos:

  • Alrededor de los días centrales del ciclo, los estrógenos producen variaciones en la textura del flujo vaginal; siendo que 2 o 3 días antes del proceso de ovulación, se incrementa el volumen del flujo.

En estos días, el mismo tiene una apariencia transparente con una textura en forma de filamento, muy parecida a la clara de un huevo.

Luego de detectar este flujo, en el último día de este lapso, se presenta el tiempo de mayor fertilidad, ya que su consistencia les permite a los espermatozoides recorrer todo el trayecto hasta el óvulo.

Luego de este lapso, el flujo se torna más seco y pegajoso, al momento de concluir la ovulación.

  • Cuando una mujer no se encuentra en lapso de fertilidad, su moco cervical o flujo vaginal, tiene un aspecto amarillento o blanquecino, con poco volumen y con una textura pegajosa.

Es por ello que, con este aspecto del flujo vaginal, resulta menos probable que los espermatozoides pueden llegar hasta el óvulo.

Es importante destacar que el uso de pastillas anticonceptiva, pueden incidir en la regulación de las hormonas, modificando el comportamiento natural del proceso de fertilidad, por lo que luego de suspender su consumo, es posible que se debe esperar cierto tiempo para la normalización de dicho proceso.

Deja tu respuesta