Lactancia

El calostro: Oro líquido del que tu bebé se beneficiará

El calostro es la primera comida que tu cuerpo prepara para brindar a tu bebé.se trata de una sustancia amarillenta algo densa y en ella va todo lo que tu bebé requiere para ser alimentado por primera vez.

Este rico alimento, que se traduce en oro líquido para tu bebé, prepara tu seno y el estómago de tu bebé hasta el momento en que surge la primera leche.

La naturaleza del calostro es tan intuitiva, que a partir del quinto mes de embarazo este comienza a producirse en el seno maternal, previniendo que el bebé naciera antes de tiempo.

Propiedades del calostro

  • Está repleto de carbohidratos, de manera que el bebé correrá menos riesgos de sufrir de hipoglucemia.
  • Su composición es rica en inmunoglobulina A, una rica sustancia que protege sus intestinos, su garganta, la nariz y al mismo tiempo lo protege del ataque de virus y bacterias.
  • El calostro es un líquido pleno en proteínas, vitaminas y minerales. Bajo en grasas además, lo que es perfecto para el bebé.
  • Es una sustancia rica en anticuerpos que lo protegerán no solamente en sus primeros meses sino también durante muchos años de su vida de las infecciones. Sin contar que cuidan su sistema inmunológico, apoyándolo en su proceso de maduración.
  • Ayuda a expulsar a través de las heces el exceso de bilirrubina, evitando de esa manera la ictericia.
  • La digestión del calostro es muy ligera. Rápida y perfecta para los intestinos infantiles. El bebé tendrá hambre muy pronto y de esa manera estimulará la producción de leche del seno materno.

La aparición de la leche materna

La aparición de la leche materna

Luego de que el calostro ha abierto un camino saludable en el apetito, organismo e intestino de los bebés, estos ya están listos para recibir la leche materna. Esa leche aparecerá de 48 a 72 horas después del nacimiento. El proceso de su aparición se produce inmediatamente se desprende la placenta.

Ese justo momento comienza a actuar la hormona responsable de la producción de leche, llamada prolactina. Y una vez que alcance los niveles adecuados comenzara a fluir toda la leche que el bebé necesita para alimentar sustituyendo al calostro.

Las hormonas no son las únicas responsables de la producción de leche. Mientras más veces coloques el bebé a mamar más se estimulará la producción y tendrás un bebé saciado.

El contacto de tu piel con la piel de tu bebé realiza una magia maravillosa. Lo unido que estuvo mientras él estuvo en el vientre, vuelve una vez que se tocan nuevamente.

Cuando das a luz es muy normal que inmediatamente te den a cargar al bebé, resulta ser el mejor estímulo para que este se sienta seguro y de nuevo en el mejor lugar del mundo.

Tu cuerpo ante la aparición de la leche materna

Tu hijo agradecerá de por vida que le brindes la oportunidad de protegerse como lo haces cuando lo alimentan con la leche materna.

Si es la primera vez que das a luz un bebé, no temas con lo que sucederá cuando el bebé tenga hambre y tenga que amamantarlo. La naturaleza es sabia y tú y él se entenderán muy bien.

Además, el calostro se ocupa de abrirle el paso a la cantidad de leche que el niño necesita los futuros días y mientras más pronto lo hagas mejor será para ti y pare él.

La leche en los pechos muchas veces hace que este se caliente y hasta se endurezca. Si no drena di puede haber un poco de dolor, pero este dolor no lo produce la leche, sino la falta de que esta drene.

Puede ser que cueste un poco que la leche te baje pero siempre existen los bálsamos específicos para estas ocasiones que suelen aliviar de inmediato. Toma mucho líquido, el agua ejerce un enorme poder sobre la producción de leche materna.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que por ninguna razón tu temperatura debe superar los 38°. En caso de que eso suceda debes acudir a tu médico para que supervise tu estado.

¿Cuánto tiempo se debe amamantar a un bebé?

¿Cuánto tiempo se debe amamantar a un bebé?

Alimentar a un bebé siempre debe ser a placer. Que un pequeño disfrute mientras come es una de las escenas más tiernas de los pequeños meses de este y hasta después del año.

Los expertos en pediatría y nutrición piensan que una madre debe seguir lactando a un bebé hasta después del año. Siempre y cuando este lo desee y ella produzca leche.

Recuerda que mientras el bebé más mama más estimula la salida de la leche. Y puede pasar que luego de probar otros alimentos este ya no quiera ser más amamantado.

Pero lo que también sucede en ocasiones, es que a pesar de ingerir otra variedad de alimentos, los bebés si quieran continuar alimentándose de leche materna y es el momento de aprovechar esta oportunidad para seguir alimentándolo con ese rico alimento hasta por lo menos dos años.

El calostro ha creado en él una barrera protectora tanto para su sistema inmunológico como para su sistema digestivo.

Después de saborear esta sustancia el bebé recibe una leche más aguada que está en periodo de transición para después recibir la leche madura.

Es asombroso el nivel de intuición que un niño logra desarrollar gracias a esa sagrada leche. Potencia la inteligencia, la capacidad de aprendizaje y un sistema inmunológico resistente que contrarrestará los gantes externos.

Como es el bebé el que estimula la producción de leche materna y en el previamente a estimulado la salida del calostro, este mismo será el que haga que esa leche no salga más una vez se alargue el tiempo en que desea tomarla.

Casi siempre sucede que una vez que el pequeño para el deseo de mamar la leche tarde un mes o un poco o un poco menos en desaparecer del pecho materno.

El contacto entre madre e hijo es insustituible. Y el contacto entre ambos mientras lo amamantas es único. A menos que sea por razones de salud, note prives de ese gusto y no prives a tu bebé de la mejor condición de salud.

Deja tu respuesta