Ser Padres

65 recetas saludables para compartir con los niños en casa

Siempre es importante pasar tiempo de calidad con nuestros hijos. Ellos necesitan un guía y nosotros necesitamos de su compañía.

Enseñarles en la cocina, sobre todo en estos tiempos de cuarentena, es una magnifica opción para pasar tiempo juntos y estar enseñándoles algo que los ayudará por siempre, en su día a día.

Podría ser, que esta nueva manera de aprender en la cocina les despierte un interés profesional frente a las artes culinarias que no serían para nada una mala idea.

Aquí una pequeña muestra de lo que puedes lograr con tus hijos preparando 65 recetas saludables para compartir con los niños en casa, desde desayunos, almuerzos, meriendas, postres y cenas a placer, con lo ingredientes que les gustan a todos en la casa.

Desayunos saludables, rápidos y sencillos

Desayunos saludables, rápidos y sencillos

El desayuno es la comida más importante del día. Es ella la que te llena de energía para comenzar tus actividades y permanecer de pie durante todo el día. Si eres de las que no tiene mucho tiempo cada mañana o ahora te sobra para compartir con los más pequeños, toma nota de algunas recetas.

  1. Rollitos de pan con jamón y espinaca

Ingredientes

  • 4 panes cuadrados
  • 8 hojas de espinaca
  • 2 rebanadas de jamón
  • 1/4 de taza de mayonesa

Preparación

  • Quita las orillas del pan y extiéndelas con el rodilla
  • Úntales a dos rebanadas del pan mayonesa y coloca el jamón y la espinaca y enróllalo
  • Cuando vayas a servirlo pícalos en pequeñas piezas logrando que queden círculos enrollados
  • Tostadas rellenas con aguacate y queso de cabra: Deliciosa unión de sabores y agradable sensación al masticar.
  • Tortillas hechas con avena y calabaza: acompañada con miel o alguno fruto rojo esta tortilla es una deliciosa opción.
  • Batido de frutos rojos con leche: Perfecto para irse lleno de energía a la calle.
  • Ensalada de frutas dulces como lechosa, melón, mango y manzana: Un desayuno repleto de vitaminas y con deliciosos sabor.
  • Batido de avena con plátano: mucha fibra y proteínas en una sola bebida.
  • Yogurt dulce con frutos rojos: la fresa, la mora, la piña y la frambuesa son frutos perfectos para iniciar la buena digestión diaria.
  • Panqueques de harina de trigo: bañados en miel o con algún tipo de queso suave son ideales para ir bien alimentados al colegio.
  • Batido de naranja con zanahoria y remolacha: perfecto para subir las defensas y pasar el día saciado.
  • Atoles de avena, de harina de arroz o fécula de maíz y leche: con un poco de vainilla o canela harán magia en la nutrición y el paladar de los niños.
  • Yogurt con granola y frutas frescas: es sano, nutritivo y variado.
  • Revoltillos de huevo con jamón haciendo con eso alguna figura divertida.
  • Tostadas con mayonesa y huevos revueltos.
  • Tortilla bien zanahorias con zanahoria, coliflor o espinaca, acompañadas con queso o jamón.

Almuerzos

Llega el momento de comer algo lleno de proteínas, muy saludable y completo.

  1. Pimentones rellenos con carne de res para los aficionados de las verduras y las carnes esta es una estupenda opción.
  2. Barquitos de calabacín rellenos con carne y queso de cabra o mozzarella
  3. Pizzas acompañadas por queso mozzarella y maíz, con salsa blanca.
  4. Ensalada de pasta, atún y brócoli, sana, divina y muy liviana para continuar con la rutina ajetreada.
  5. Croquetas de pollo y calabacín, envueltas en queso feta: extraordinaria combinación de sabores.
  6. Papas al vapor con atún frito en aceite de oliva.
  7. Mini hamburguesas de carne de res, con tomate y queso mozzarella
  8. Hamburguesas de lentejas bien condimentadas para acompañar con papas.
  9. Albóndigas de garbanzo y brócoli: acompañadas con una ensalada refrescante
  10. Pollo al horno con zanahoria, papas y especias.
  11. Rollo de carne relleno con jamón y queso: listo para saciar el hambre de muchos y continuar la faena.
  12. Caldo de pescado con pan de yuca.
  13. Croquetas de atún acompañadas de ensalada verde y tomates.
  14. Lasagna de berenjena con salsa bechamel, jamón y queso mozzarella.

Las meriendas

Después de la hora del almuerzo a la cena, hay un espacio de tiempo en el que siempre provoca un bocadillo, para eso he traído una lista muy provocativa.

  1. Vaso de yogurt con frutos tropicales como el mango, la piña o la guanábana.
  2. Galletas de avena, suaves y dulces.
  3. Galletas de avena y chispas de chocolate.
  4. Brochetas de deliciosas frutas rojas como la fresa, la frambuesa y la mora.
  5. Un tazón de cereales con yogurt.
  6. Malteada de chocolate con galletas de harina integral.
  7. Helados caseros bajos en grasa y azúcar.
  8. Galletas de ajonjolí, plátano, avellanas y pasas dulces, deliciosa opción para calmar el apetito.

La cena

Ya cerca está la noche. La comida debe ser ligera pero muy nutritiva y satisfactoria.

  1. Crema de vegetales con pan tostado y queso feta picado.
  2. Pescado a la plancha acompañado de ensalada verde con tomate.
  3. Crema de brócoli y leche.
  4. Pollo al horno con guisante y pan tostado.
  5. Crema de maíz acompañado con pan o camarones sino prefiere.
  6. Ensalada Capresse y frijoles blancos.
  7. Sándwich de pavo con mayonesa.
  8. Salmón al aplancha acompañado por vegetales salteados como zanahoria, pimentones y apio España.
  9. Ensalada de camarones con vegetales salteados y un toque de mayonesa.
  10. Carne de res asada acompañada de guisantes y verduras frescas.
  11. Tortilla francesa rellena con jamón, atún o alguna de tus verduras favoritas.
  12. Infusiones como una tisana, manzanilla, tila, anís o hinojo te ayudarán en la digestión y el descanso.

Los postres

Los postres son el punto débil de todos los niños. No hay un niño que no desee esmerarse por hacer un buen postre y deleitarse luego comiéndolo.

  1. Mangar de frutas: hechos con fécula de maíz, jugo de naranja, de piña, de fresa o la fruta de tu preferencia.
  2. Pudding de chocolate con leche baja en grasa y poca azúcar.
  3. Yogurt con salsa achocolatada y frutos rojos.
  4. Tortas finas de queso para matar antojos.
  5. Tartas de queso rellenas con v crema pastelera casera y frutos rojos.
  6. Gelatinas hechas con frutas naturales y gelatina en polvo sin sabor.
  7. Fresas con crema blanca batida en casa.
  8. Arroz con leche y un toque de canela en polvo.
  9. Arroz con coco hecho con leche de coco y azúcar morena.
  10. Helados de frutas como el mango, el durazno, el coco y la guayaba.
  11. Gelatina con trozos de frutas estilo tizana.
  12. Puré de manzana con canela estilo compota frío, es delicioso.
  13. Batido de cambur con leche desnatada hecho con agua helada.
  14. Croquetas dulces de coco y piña endulzados con azúcar morena.
  15. Brocheta de frutas como el cambur y la fresa pasadas por chocolate desnatado.
  16. Galletas de avena con chispas de chocolate.
  17. Pastel de frutas como melocotones, higos o manzana hechos estilo pies con crema batida hecha en casa.

Deja tu respuesta